Buzón de Sugerencias           
 
Cabecera

Noticias - Televisión

Hoy por Hoy de SER Poniente ofrece información sobre la nueva tele-consulta de Urgencias del Hospital de Poniente
06/04/2020 - Hospital de Poniente

Tele-consulta de Urgencias en el Hospital de Poniente
AUDIO:
Hoy por Hoy. SER Poniente
Fran García

Vamos a poner el foco en el Hospital de Poniente, donde esta situación también ha obligado a buscar fórmulas y soluciones en pro de la seguridad en la asistencia. Soluciones como una consulta de Telemedicina, que lleva ya un par de semanas funcionando y que está dando muy buenos resultados. De hecho, desde el centro se están planteando implantar una segunda consulta de este tipo, de Telemedicina, a través de una videoconferencia en la zona de Urgencias.
Para saber más de cómo se ha implantado, de cómo funciona y de qué beneficios aporta, nos vamos a quedar con las palabras y todos los detalles que nos cuenta el jefe del servicio de Urgencias del Hospital de Poniente, Salvador Maroto. Le escuchamos.
La situación de riesgo que venimos viviendo en las últimas semanas por el aumento de casos de infección por COVID, nos ha obligado a cambiar nuestro funcionamiento y nuestros circuitos para procurar que ni pacientes ni profesionales tengan una exposición innecesaria. Por un lado, seguimos intentando que el circuito sea ágil en la atención, porque al fin y al cabo somos un servicio de Urgencias y no podemos demorar más de lo necesario.
Por otro lado, necesitábamos hacer una clara división entre la sintomatología que nos sugiere que el paciente pudiera tener una infección respiratoria, de aquella que no lo es. El primer elemento a destacar es el uso de mascarilla. Tras las últimas recomendaciones que se fueron implantando por todo el país, una de las medidas que se ha tomado en el hospital es que tanto profesionales como pacientes, sean sintomáticos o no, lleven puesta una mascarilla. La intención aquí es similar a la de quedarnos en casa. Es decir, disminuir al máximo la movilidad del virus. Que no pase de unas personas a otras. Es por ello, que a la entrada de cualquier persona al hospital se le facilita una mascarilla.
Por la parte “asistencial”, la primera decisión que tomamos fue poner un médico en el primer punto de atención de todo el circuito, que es el Área de Admisión, donde normalmente el paciente da sus datos administrativos y además es una zona protegida con mampara. Esto nos permite realizar una primera clasificación en dos grupos de pacientes: - Respiratorios. - No respiratorios.
Si tenemos claro que lo que el paciente cuenta no es nada respiratorio, que no tiene fiebre, ni tos, ni ahogo… sino que viene por otra cosa, el circuito no cambia respecto al que conocíamos. El paciente en ese caso pasará a triaje, se le realizará una primera evaluación de su gravedad y su prioridad, y pasará a sala de espera habitual donde será atendido en consultas en un circuito totalmente diferenciado. En el caso de que a la llegada del paciente nos comente síntomas respiratorios (fiebre, tos, ahogo), se clasifica como paciente respiratorio, y lo primero que hacemos es solicitarle una radiografía de tórax. El circuito de rayos también lo hemos diferenciado, y hemos dejado una sala específica para esta patología.
Tras tomar las imágenes, el paciente pasa a la sala de espera específica de Patología Respiratoria. No he comentado que desde Admisión, a los pacientes de este circuito se les añaden más medidas de seguridad, como guantes o bata desechable. Una vez aquí, tenemos que garantizar de una forma ágil que la atención sea efectiva y de máxima calidad, minimizando el contacto y el riesgo de contagio, en las dos direcciones (paciente y profesional). Esto para nosotros es un punto importante.
Y por eso tras comprobar otras experiencias anteriores satisfactorias en otras especialidades, se nos ocurrió instalar una consulta de Telemedicina, con la salvedad de que aquí el médico está presente en una consulta cercana.
Aquí tengo que destacar el enorme desarrollo que ha realizado el equipo de informática, que ha trabajado codo con codo con nosotros y además en tiempo récord. A través de un sistema de videoconferencia en una cabina individual habilitada en la sala de espera de respiratorio, se establece una entrevista con el paciente, y el médico al otro lado va elaborando la historia de la forma habitual.
Hemos dispuesto ahí un pulsiosímetro y un termómetro, y se le explica al paciente como usarlo. Al otro lado anotamos esas constantes en su historia clínica y además en ese momento ya tenemos también los resultados de la radiografía realizada. Con todo eso ya orientamos la situación clínica, como respira, como oxigena, si tiene fiebre… incluso la tensión arterial si hace falta. Y además, cómo está su radiografía… pero seguíamos echando en falta un dato más que para los médicos es muy orientativo, que era la auscultación cardíaca y pulmonar. Es por eso que volvimos a tirar de imaginación y buscamos qué opciones podía haber para instalar un fonendoscopio que pudiésemos manejar a distancia.
Y tras varias pruebas y comprobar funcionamiento nos decidimos por poner un fonendo que emite una señal de forma inalámbrica al puesto de trabajo donde se encuentra el médico. Y de esa forma ya sí podemos tener una evaluación fiable y segura de cómo está el paciente, de una forma rápida, y habiendo mantenido una distancia de seguridad más que suficiente para las dos partes. Y registramos temperatura, tensión, saturación, auscultación y radiografía, que son los valores necesarios para poder emitir un juicio clínico.
Si vemos que el paciente no tiene patología respiratoria grave que en ese momento vaya a requerir ingreso ni otras medidas de mayor envergadura, no es necesario que haya un contacto. Se le pone un tratamiento al paciente en receta electrónica y se le emite el informe de alta y sus recomendaciones que les salen impresos por una impresora que también está en la cabina del paciente. Si por el contrario, vemos durante la entrevista cualquier dato que resulte sospechoso de ser algo más grave, el paciente pasa inmediatamente a una de las consultas físicas, donde ya entrará un equipo de médico-enfermero con todas las protecciones recomendadas para hacer el resto de pruebas que pudiese necesitar, y pasar a una cama de ser necesario, por supuesto en un circuito también diferenciado.
Las salas de observación también están divididas entre respiratorio y No Respiratorio, en espacios diferentes. Todas estas medidas persiguen 4 objetivos: la seguridad del paciente, la seguridad para el profesional, una atención ágil y de calidad y gestión eficiente de recursos.
Empezamos a monitorizar datos desde hace 15 días, y podemos decir que a día de hoy ya se han dado más de 130 altas con este sistema, con muy buena experiencia de uso. Son pacientes a priori leves, con una situación clínica favorable, candidatos a un tratamiento y seguimiento ambulatorio, que realiza su médico de familia. Siguiendo la pista de esos casos, hemos visto que solo un 1,5% han necesitado volver al hospital, en relación a que por su evolución clínica hayan necesitado algún tratamiento hospitalario o soporte específico.
Esperamos poder seguir mejorando y aportar ideas a este circuito, ya que creemos que nos abre una nueva puerta y redunda en beneficio para todas las partes. Por eso estamos empezando a gestionar la creación de un segundo espacio de trabajo con estas características, que en mi opinión nos va a venir muy bien para atender la posible demanda que podamos tener en las próximas semanas.

   facebook    

Los documentos PDF (Archivo PDF) se pueden visualizar con Acrobat Readerenlace externo.





 
 
Página actualizada el 12/08/2020
Agencia Pública Sanitaria Poniente
Carretera de Almerimar, 31 - 04700 El Ejido (Almería)
Teléfono: 950022500. Fax: 950022603.
Correo electrónico: webmaster@ephpo.es

Nota Legal - Accesibilidad - Mapa Web - Ayuda
Valid XHTML 1.0 Transitional
 
Valid CSS
 
Icono de conformidad con el Nivel AA de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI